Mitos

A pesar de la basta información de calidad disponible en la actualidad referente a la anticoncepción, existen algunos mitos que se han ido alimentando de falsas creencias y rumores infundados. No tienen justificación médica o científica, por ello, conviene aclarar algunas de las falsedades más frecuentes:

Es falso que… no haya riesgo de embarazo en la primera relación sexual con penetración


Esta creencia popular ha sido históricamente la culpable de multitud de embarazos no deseados. En la primera relación sexual con penetración existe el mismo riesgo de embarazo que en las relaciones posteriores si no se utiliza un método anticonceptivo.

Es falso que… no haya riesgo de embarazo durante la menstruación

Para mujeres que no toman anticonceptivos hormonales, existe un cierto riesgo, aunque sea pequeño, de que pueda producirse una ovulación fuera del ciclo menstrual. Por lo tanto existe la posibilidad de embarazo durante la menstruación.

Es falso que… el coito interrumpido sea un método seguro

No puede decirse que el coito interrumpido sea un método anticonceptivo. No es seguro porque antes de la eyaculación el hombre secreta un líquido transparente (o líquido preseminal). Generalmente el hombre no se da cuenta o no percibe este pre-eyaculado. Como para el embarazo basta la unión de un espermatozoide con un óvulo, la interrupción del coito conlleva un riesgo de un embarazo no deseado.

Es falso que… los llamados métodos naturales de anticoncepción sean seguros



Los métodos del moco cervical, de medir la temperatura, llevar el ritmo, etc., tienen una tasa de falla del 2 al 5% siempre y cuando se sigan consistentemente bien por ambos miembros de la pareja. Su uso típico tiene una tasa de falla mucho mayor, del 12 al 22%.

Es falso que… sea beneficioso realizar descansos en la toma de píldoras anticonceptivas


Los anticonceptivos deben usarse conforme lo indique tu profesional de la salud y a las recomendaciones del fabricante. No seguir esas indicaciones puede implicar embarazos no planeados.

Es falso que… una mujer a partir de los 35 años debe dejar su píldora o método anticonceptivo hormonal


En general, si la mujer no presenta ninguna enfermedad o condición que lo desaconseje y su profesional de la salud está de acuerdo, puede usar anticoncepción hormonal a lo largo de toda su vida fértil.